¿Qué pasa si yo me quiero divorciar, pero mi pareja no quiere?

Si uno de los dos miembros de la pareja se quiere divorciar, aunque la otra parte se niegue, el divorcio va a seguir adelante. De esta forma, mientras que uno de los dos quiera, siempre se producirá el divorcio antes o después.



En conclusión, no hace falta que su pareja le dé el consentimiento para que pueda divorciarse de ella, solo hará falta que hayan transcurrido más de tres meses desde que contrajo el matrimonio y que uno de los dos lo solicite formalmente.




En este caso, al no haber acuerdo, será el Juzgado de familia quien tendrá que resolverlo.


Si quiere consultar o ampliar información sobre su caso en particular, puede ponerse en contacto con nuestros ABOGADOS EXPERTOS EN DERECHO DE FAMILIA, Y MEDIADORES FAMILIARES en el siguiente enlace: https://www.gaimasesores.com/contacta-con-nosotros



María Arenas Jodra

Abogada


28 visualizaciones0 comentarios